16 enero, 2009

Revolver

Jake Green sale de prisión tras siete años, cuando escogió no decir cual era el nombre de su jefe y tragarse la condena. Pero la buena intención del señor Green parece no importarle a su antiguo amo, que prefiere eliminarlo. Comienza el juego del engaño y la traición, donde hay cada vez más actores implicados.

Segunda película estrenada en cines de Guy Ritchie en este 2009, tras la aceptable RocknRolla. Revolver, estrenada en los USA en el año 2005 y convertida en una auténtica amenaza para cualquier distribuidor, es un despropósito como la copa de un pino. Una película que empieza de manera más o menos interesante y que hacia mitad de la historia se vuelve pretenciosa, absurda, inutilmente "inteligente" y llena de escenas interminables. Ritchie intenta con esta película convertirse en un autor serio, que juega con la capacidad de atención del espectador, intenta dejar de lado su parte gamberra y cachonda con la que se dio a conocer. Y no lo consigue. Cada minuto se hace más largo, cada diálogo más cansino y cada personaje más aburrido que el anterior. Y es una pena, porque la película empieza de manera que parece interesante, pero a medida que avanza la trama todo es mas enrevesado y tiene menos sentido.
Luego estan los actores. Jason Statham, sin ser un genio, consigue una interpretación digna, sólo por el esfuerzo que hace y por aguantar la ridícula escena del ascensor. Statham es un tío que conoce sus limitaciones, o debería conocerlas, y por eso no cae en el espanto absoluto. Sin duda, lo más pasable del film. Por otro lado esta Ray Liotta, que al principio solo gesticula un poco más de la cuenta pero que después se convierte en un autentico teleñeco. SI además le sumas cada escena que sale con albornoz abierto, su personaje es el malo más malo visto en mucho tiempo, una autentica lástima. También están por ahí André Benjamin, normalito, y Mark Strong, con cara de palo pero decente. El resto, ni los recuerdo.



Técnicamente, Revolver es un despelote, que diría Joaquín. Simplemente, el montaje es de broma. Lanzar las cintas al aire y montarlas segúna caigan no vale. Eso si, las escenas de acción, como siempre, muy notables. En eso Ritchie no falla en absoluto, nunca lo ha hecho. Con muy poco material entre las manos, el director británico consigue un par de escenas de acción muy bien pensadas y montadas (lo único bien montado), especialmente la escena del restaurante. La banda sonora, también pretendidamente seria, cuaja bien con las escenas, pero esa pretensión de seriedad y gapastismo la hacen aburrida. Si a todo le sumas la escena de los dibujos animados, más feos imposibles, y la del accidente de coche, que también sirve para reflexionar sobre la psicología del ser humano en su variante delictiva y dar aún más de pedantería gratuita, tenemos la peor película de Ritchie hasta el momento (teniendo en cuanta que no he visto Barridos por la marea, ni lo haré).
Otro punto positivo de la cinta es la fotografía. Sin ser perfecta, destaca entre el montón de mediocridad. Por suerte, y sin que sirva de precedente, el retraso de la cinta parece estar justificado. Nadie quería que viesemos este intento de Ritchie por ser intencionadamente serio y analista de la psique criminal. Quizás y, sólo quizás, Madonna sea la culpable de todo. Es mejor pensar que ella es la responsable del bajón del buenazo del británico. Por suerte, el divorcio llamó a su puerta y ambos son más felices. Y, como en toda separación, hay efectos colaterales. El más importante de ellos, que Ritchie está intentando volver a ser el de antes. Al menos, eso es positivo.



En definitiva, y a falta de una palabra mejor, un castañazo. Aburrida, sosa y pedante por momentos. Por supuesto, habrá a quien le guste, pero en esta ocasión me quedo en el bando de los detractores. Menos mal que Sherlock Holmes puede ser su resurgir definitivo porque si dependiera de Revolver ibamos apañados.

Nota: 3.

1 comentario:

Xavier Vidal dijo...

No me atrae para nada el film y tampoco Ritchie. Tu crítica me lo confirma: no pienso verla.

Te he agregado a mi lista de amigos. Te invita a ver mi blog:

http://cachecine.blogspot.com

Saludos desde Tarragona,
Xavier